Humor amarillo

Que el ser humano es incomprensible, y que no hay ley lógica que explique su comportamiento, lo demuestran fenómenos como el que el programa de canal Cuatro “Humor Amarillo” sea uno de los más vistos en televisión. El éxito de dicho programa asusta por la simplicidad de su formato, frente a otras superproducciones que se van al fondo del share. La cosa se limita a unas voces en off con los comentarios de dos amigotes frente a una serie inconexa de pruebas absurdas donde japoneses estoicos aguantan todo tipo de golpes, sustos y remojones.

Y es que frente a una televisión donde reina el escándalo exagerado de los problemas del corazón y las telenovelas, y donde los telediarios hace tiempo que perdieron el pudor a las imágenes violentas y a la exaltación del suceso, encontrarse un programa como Humor Amarillo en el mediodía de la parrilla es el soplo de aire fresco para los que, en fecha tan propia, se dedican a nadar, esto es “hacer nada”, tumbados en el sofá frente a la caja tonta.

Hace tiempo que abandoné la necesidad de que semejante invento me culturice o me informe, ahora ya le pido menos. Con que me haga pasar un rato tonto de ninguneo me conformo. Luego ya, como quien se ha respuesto, me veo con nuevas ganas de continuar con la lucha.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario