Indecencia

Los 8000 andaluces que acuden a la vendimia francesa verían con buenos ojos quedarse más cerquita de su casa, y hacer la campaña de la fresa en Huelva, o la de la aceituna en Jaén. También lo harían los 25000 nuevos parados que se registraron en agosto en las oficinas del SAE. Ellos le darían con gusto la razón al gobierno en su plan de reducir la contratación en origen. Sólo hace falta que los empresarios estén dispuestos a pagar salarios dignos, o a ofrecer por alojamiento algo más que una cochambrera… Así lo denuncian los líderes de andaluces de UGT y CCOO, que hablan abiertamente de “condiciones indecentes” de trabajo. Una indecencia que va más allá de tener o no tener días de descanso en los periodos punta de la campaña, que es lo que aduce el presidente de Freshuelva para reivindicar la presencia de inmigrantes. No es verdad que los onubenses, o los andaluces, no estén dispuestos a “doblar el lomo”: ya lo están haciendo a muchos kilómetros de aquí. No es verdad que no quieran moverse de su casa. La única verdad es que mientras se pueda –y ahora se puede-, querremos aprovecharnos de los inmigrantes. Indecente.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario