Inevitable

Uno sabe que todos los periódicos, todas las columnas de opinión, todos los comentarios, tertulias, conversaciones de bar y peluquería, todos los ciudadanos de este país y muchos de los países vecinos hablarán hoy de los trenes malditos. Uno sabe que, por más que lo intente no aportará nada nuevo, nada original, ningún comentario que evite lo recurrente. Porque todo ha sido dicho ya. Y porque en un día como hoy no se trata de ser original ni novedoso. Uno sabe que hablamos de heridas que aún no han cerrado, que tardarán mucho en cerrar. Que las palabras adquieren doble filo, que todo duele, que nada consuela ni quita el miedo. Uno sabe todo eso, y sabe que, por otro lado, es inevitable unirse al coro de recurrencia en un día como hoy. Porque hablar de otra cosa podría resultar frívolo. Hay fechas que recordaremos siempre: el 11 de Marzo será una de ellas. Pasarán los años, vendrán generaciones nuevas, las heridas se irán cerrando, los monumentos se harán viejos. Pero seguiremos recordando aquel 11 de Marzo, sabremos dónde estábamos ese día, que hacíamos cuando recibimos la noticia, a quien llamamos, qué sentimos. Lo contaremos a nuestros hijos y a nuestros nietos, como contamos hoy, con nitidez, el 23F. Hoy es un día para mirar atrás. Tal vez lo único responsable que podamos hacer es pensar despacio, aprender, y poner todo de nuestra parte para que jamás pueda repetirse una tragedia como la del 11 de Marzo.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario