Infusión de azafrán

Ver el telediario o escuchar los informativos de la radio con niños alrededor es algo muy difícil, te interrumpen y tienes que ir hilando las noticias sin saber exactamente las causas de las mismas. Me pasó el otro día: según creí entender, la policía cargó contra unos monjes budistas porque recomiendan utilizar una infusión de azafrán para los bebés con problemas de cólicos o de sueño, ya que esta infusión ha provocado varios casos de botulismo infantil, aunque realmente no se sabe si han sido provocados por el exceso de trihalometanos en el agua de la comarca de El Condado. Me parece excesivo que Zapatero reaccione así, aunque sea al amparo de una resolución judicial del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Con retirar el producto hubiera sido suficiente. También me parece excesivo que unos jóvenes catalanes se hayan puesto a quemar fotos del rey para protestar por la actitud de los monjes, tan preocupado que estará el monarca por la salud de sus nietos y perjudicado como el que más. Ahora, los monjecitos son tozudos con ganas, mira que les dan palos, pues ellos ahí, aguantando el tirón: “que nosotros no hemos sido”… Curro Moro, desde el ayuntamiento de Huelva ha manifestado que está dispuesto a recurrir la decisión del tribunal andaluz, porque lo más importante es “que no nos pueden imponer nuestra forma de vivir”. Y ahí es donde esta mi duda: ¿Por qué habrá dicho eso? ¿Es que también es budista?

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario