Inversiones

Cuando se descubre alguno de esos llamados escándalos financieros, la
noticia es tratada de manera similar a como se aborda el sorteo de la
Lotería de Navidad. Si la cosa está muy repartida, con miles de afectados,
parece que la resignación cala más hondo, con ese rosario de frases del
tipo: “unos pequeños ahorros”, o “me han estafado el dinero fruto del
esfuerzo de toda una vida de trabajo”. Lo del pequeño ahorrador, tal y
como se mueven las reglas del mercado, está condenado casi siempre al
fracaso. Si decides invertir en Bolsa, a la hora de cobrar los dividendos
resulta que; o se ha sobredimensionado el mercado con las empresas punto
com, o la tan socorrida crisis del petróleo ha arrastrado precisamente tus
acciones al fondo del índice. El caso es que tu banco, o analista
financiero, te marea con coyuntura macroeconómica para llegar a la
conclusión de que lo que antes valía sesenta hoy si te dan quince estás de
suerte.

Casos como el de los sellos, o el de gescartera, o el que esté por venir,
hacen más desconfiados a los ahorradores con las operaciones financieras.
Conclusión: la inversión inmobiliaria sigue apareciendo como la más segura
y rentable, por consiguiente los pisos seguirán subiendo
desproporcionadamente. Claro que ese es también un fraude del que además
todos salimos perjudicados.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario