La calle

La calle siempre ha sido el espacio de la participación, de la relación y de la conciencia de pueblo. Muchos políticos recuerdan su paso por la calle con nostalgia y rebeldía, en una especie del “yo estuve allí”; contra la dictadura, a favor de la Universidad, contra la contaminación, el Guerra No, Vertedero No, incluso a favor de la salvación del Recre. Pero cuando el político llega a la poltrona empieza a cogerle miedo a la calle porque sabe que puede seguir siendo ese espacio de reivindicación que ahora tiene debajo de su despacho. A partir de entonces la calle le molesta y asoma la tentación de mandar a la policía, multar, y disolver esa concentración legítima ciudadana, bajo excusas tan ridículas como que ensucia, estropea el pavimento o estorba el tránsito. Dado el momento que vivimos, desesperado para muchos, es saliendo a la calle donde dejamos de ser víctimas y empezamos a exigir la solución.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario