La cara de Araceli

La cara de Araceli es una cara que transmite alegría. La cara de Araceli nos muestra la realidad de una Iglesia comprometida con los pobres, lo que implica estar alineados al lado de los que no tienen, más bien lejos del poder, más bien cerca de los que sufren las decisiones de los que nos gobiernan, aquí y en Washington D.C., lejos de los que defienden a capa y espada el neoliberalismo como solución, conscientes de que es solución para ellos, pero problema para las tres cuartas partes de la Humanidad, a las que este sistema económico condena a la más extrema de las pobreza. Araceli es la persona que ha elegido Manos Unidas para presentar en Huelva su trabajo en países empobrecidos y Manos Unidas es una entidad que parte del protagonismo de la mujer de manera esencial y radical. Manos Unidas tiene unos estatutos en femenino y campañas, como la de este año -“Madres sanas, derecho y esperenza”- que sitúan a la mujer como respuesta de problemas que suelen generar hombres que no tienen la suficiente capacidad ni sensibilidad para solucionar. Su cara es un buen contraste con el rostro sombrío del que ya no parece tener ni Fe ni Esperanza.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario