La carga de la prueba

Surgió la conversación sin prepararlo; mi interlocutora no era una persona conocida por frecuentar los ambientes alternativos, ni sospechosa de tener intereses oscuros. “¿No crees que nos meten miedo continuamente y por todo?”, me dijo de improviso. Me quedé algo sorprendido, y acto seguido continuó: “que si el tabaco mata, que las balsas de fosfoyesos son cancerígenas, que el polo contamina, y por último lo del cambio climático”. Su conclusión, como la mayor parte de la población, fue tratar de simplificar el problema y sospechar que todo sea mentira.

Me pregunto por qué los que contaminan aducen que no hay informes científicos objetivos para paralizar ciertas actividades potencialmetne peligrosas sin interesarse ellos mismos en limpiar o aclarar las enormes dudas de los onubenses. Creo que, en temas como la defensa del medio ambiente, quien contamina tiene la carga de la prueba de que su actividad no segará el futuro de nuestra gente.

Puede que ya estén consiguiendo lo que pretenden: que no sepamos ni siquiera el alcance del mal que nos amenaza, que dudemos de las buenas intenciones de quienes nos quieren proteger y , lo que es más grave, que nos quedemos esperando a que otros decidan lo que más nos conviene.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario