La Cena

El paso más monumental que recorre las calles onubenses le pone imagen al más monumental de los desatinos actuales. Esa cena que en nuestro imaginario identificamos con el pan y el vino es justo lo que no podrán hacer hoy, ni ningún otro día, más de mil millones de personas que malviven, o simplemente mueren, con menos de un dólar al día. No están lejos: demasiado cerca se impone la realidad de los comedores sociales cada día más llenos, o de las familias que piden alimentos a Cruz Roja. El primero de los Objetivos del Milenio, reducir a la mitad la proporción de personas que padecen hambre, está cada vez más lejos de ser cumplido. En cínico contraste, el G-20 acaba de invitar a una opípara cena de un billón de dólares a los organismos financieros internacionales para enfrentar la crisis. Sal en la herida. La procesión de La cena es una llamada que golpea nuestras henchidas conciencias.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario