La lógica del vampiro

Cuando una persona es mordida por un vampiro, ésta se transforma en otro vampiro, ha de morder para vivir. Al menos eso cuenta la leyenda. Y es algo que últimamente compruebo absorto. Veamos la actualidad. A Zidanne le muerden y él…, bueno, cabecea. A Israel le muerden, sólo un poquito, y él engulle a todo un país. En Huelva con la amenaza de municipales en el horizonte los políticos están todo el día mordiéndose. Sin ir más lejos, a mi vecino le mordió la publicidad sobre televisores de plasma, se compró uno, y él dándome la castaña para que yo también muerda y compre. Es la lógica del vampiro. Mordidos seremos y en vampiros nos convertiremos. Ésta reflexión que puede parecer simple y hasta moralista incluye un secreto al que podemos agarrarnos los que no queremos convertirnos en vampiros. Es una dinámica en cadena y cada eslabón transmite el veneno del mordisco. Si miramos el ejemplo de los televisores de plasma. ¿Qué ocurriría si tras ser mordidos descalificáramos los susodichos televisores y planteáramos dudas sobre la necesidad de cambiar el antiguo abombado pero de todavía excelente visión? La cadena se rompería. Quizás los mayores índices de deuda personal y degradación ambiental puedan solucionarse fácilmente abriendo nuestro eslabón y huyendo del vampirismo.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario