La nueva economía

Han surgido por doquier mercados de trueque en los que se producen intercambios directos sin mediar el euro y monedas sociales que procuran que los intercambios comerciales se realicen entre grupos pequeños, cercanos, “a escala humana”, evitando la especulación y la explotación, poniendo rostro a la persona que se lleva las lechugas de mi huerto, poniendo rostro a quien cultivó las lechugas que me como -en Huelva, el Choquito-, han surgido redes de apoyo mutuo y cooperativas integrales que procuran “recuperar los mecanismos de solidaridad que tradicionalmente han existido entre vecinos y de provisión de bienes y servicios, a la vez que fomentar las relaciones comunitarias e impulsar la confianza entre las personas” -aquí la Red de Apoyo Mutuo de Huelva-.

Han surgido iniciativas que se plantean que, siendo el planeta finito, no podemos crecer de manera infinita y que es necesario plantearse que debemos consumir de manera distinta -en Huelva la Red de Decrecimiento- y han crecido las que buscan que las reglas del comercio sean justas y se destierren noticias como las del hundimiento de la nave en la que trabajaban cientos de personas en condiciones infrahumanas en Bangladés o imágenes como las de los niños que cosen balones en Tailandia -en Huelva, comercio justo en Intermón, Cáritas o Consumo Gusto-.

Crece también la banca ética, esa que procura que sus inversiones no vayan al comercio de armas, a la explotación social o natural y sí en beneficio de la comunidad o el medio ambiente -en Andalucía operan Fiare, Coop 57 o Triodos Bank-.

Y la cultura libre, el conocimiento sin barreras: cada vez más autores colocan a sus obras la doble c que identifica las creaciones licenciadas bajo “Creative Commons”, permitiendo con ello compartirlas -acérquense si pueden al Espacio PLOOC-. Y las cooperativas, que han demostrado ser mucho más eficaces como forma de organización empresarial a la hora de resistir los embates de la crisis -mucho ánimo a los amigos de Prelar Textil-.

Y muchas otras experiencias que se plantean la economía de una manera nueva, que pone a la persona en el centro. Tantas que no cabrían en estos 2400 caracteres. La semana que entra se va a constituir en Huelva la Red de Economía Alternativa y Solidaria, que pretende ser un acicate para crear un mercado que no tenga nada que ver con eso que conocemos como “los mercados”. Semillas aun, pero semillas esperanzadoras para una nueva era.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario