La persona es lo primero

La HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica) de Huelva nos convoca esta tarde a una doble cita: una eucaristía a las seis de la tarde en la Catedral y una concentración a las ocho en la Plaza del Ayuntamiento. El objetivo es denunciar y hacer visible desde la fe cristiana los miles de rostros de personas que sufren en sus propias carnes las tiranías de los mercados: seis millones de parados, personas desahuciadas sin casa y sin hogar, mujeres, jóvenes sin futuro, pensionistas con menor poder adquisitivo, enfermos, dependientes… Con el lema de “la persona es lo primero”, la HOAC quiere poner de manifiesto que por encima de cualquier interés está la persona y su dignidad.

Vivimos tiempos en los que el capital sigue empeñado en poner toda la economía al servicio de los poderes financieros, imponiendo un modelo productivo dominado por el dinero. Se ha impuesto la dictadura de los mercados con la carga de sufrimiento, desesperanza y muerte que causa en los seres humanos. Se han ido recortando nuestros derechos, eliminando servicios públicos, destruyendo relaciones laborales, mercantilizando el estado de bienestar, o lo que quedaba de él, degradando el medio ambiente. La HOAC nos invita a refundar la vida social, la economía, nuestra propia humanidad. Hace falta que la economía sea a la medida del ser humano, que respete y promueva la dignidad de la persona, que ésta sea tratada siempre como sujeto y fin, nunca como instrumento. La economía financiera debe estar al servicio de los ciudadanos, debe servir a la economía productiva para que genere los bienes y servicios necesarios. Que puedan romper con este perverso orden de cosas.

Hoy estamos llamados a denunciar lo que está ocurriendo, a exigir que estos mercaderes que se han apropiado del templo sean expulsados del mismo, a gritar con todas nuestras fuerzas contra el lento asesinato que está cometiendo el terrorismo financiero; estamos llamados hacer posible que el Reino de los cielos, de la solidaridad, la fraternidad y la justicia se vaya construyendo aquí en la tierra. Estamos llamados a visibilizar también que otra iglesia es posible, una iglesia de los empobrecidos, una iglesia de los oprimidos que camina junto a ellos, que sufre con ellos, que espera con ellos, tan distinta de la iglesia del boato y de la pompa.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario