La resurrección de…

Mauricio, Rachel, Carlo, Aminatu, Christophe, Roger y Marielena se reúnen -junto a muchos otros; Oscar, Salvador, Mohandas, Martin, Jesús, …- al terminar la semana en algún lugar del Universo y se toman una tapita aprovechando el primer calorcillo de la temporada, se ríen, cuentan batallitas, a veces “se pican”, alardeando de que lo de uno u otro fue más espectacular, pero siempre sienten la satisfacción de “haber hecho lo que tenían que haber hecho”, de que su muerte no fue en vano, de que las cosas mejoraron porque ellos y muchos como ellos entregaron su vida hasta el final, hasta las últimas consecuencias. No, las suyas no fueron muertes inútiles porque la historia no terminaba ahí, porque después había una resurrección manifestada de mil maneras; con unas esperanzas de paz en el Ulster, en Palestina o en el Salvador, con un movimiento cada vez más fuerte que pretende parar la forma más cruel de la globalización, con África y América Latina como polvorines dispuestos a sembrar de vida todo el planeta, con el ecumenismo abriéndose camino pese a todas las jerarquías de todas las Iglesias, con un Chile democrático, con una sociedad en la que cada vez les cuesta más trabajo a los racistas y a los machistas imponer sus ideas, … Sí, a ellos los mataron, y sus verdugos creyeron haber ganado la batalla, pero no fue así. Con sus muertes la historia no hacía más que empezar.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario