La ruta del gurumelo

De Minas de Riotinto, del Alosno, de Calañas o del Cerro. El Andévalo, una comarca cargada de folclore, cuna del fandango, se encuentra en mi barrio. Cada tarde me encuentro con estos mineros reconvertidos en mis ratos de plaza. Muchos han trabajado en las minas de Tharsis, perdidas en la memoria de los tiempos, o en la Fundición llevada al Polo Químico. Gente mayor de la barriada Patiño o del Higueral, muchos ya jubilados, que recuerdan su pueblo, sus vivencias y su deseo inaccesible de regresar. Manuel, de 67 años, me decía que si ofrecías gurumelos hace tan sólo 20 años en Huelva te los despreciaban, hoy sin embargo, te los quitan de las manos. Y es que la ciudad está llena de familias nacidas en el Andévalo y en otras comarcas de la provincia. Juan se acordaba incluso de aquel Agosto sangriento en Nerva donde, le contó su padre, murieron más de 10 huelguistas y más de 15000 participaron de la primera gran huelga en España. Pero, lamentablemente, casi siempre me llegan murmullos de nostalgia – Me gustaría volver, pero los hijos…- a mi barrio, sin embargo, le vendría bien otro reflejo de la gente de pueblo: Sencillez, armonía con el entorno, pureza, silencio, trabajo. Sé que algunos lo han intentado. Las tertulias deberían alcanzar la calle, los espacios políticos de la ciudad e incluso la valentía del retorno. Confío en que mis mayores me enseñen a vivir pueblo en mi barrio, como quien prueba una tortilla de gurumelos (proyecto@dosorillas.org)

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario