La vida sigue y las mentiras también

Bueno, pues ya ha terminado esta semana santa tan pasada por agua: volvemos a la actualidad, y también a lo de siempre, porque el Barcelona y el Madrid siguen jugando partidos y centrifugando casi todo el resto del panorama informativo. Mientras estos chicos dan pelotazos el resto del mundo sigue a lo suyo: Libia empantanada en una guerra civil, con la Otan de por medio; también Siria anda con revueltas; Japón por su parte está tratando de recuperarse del mazazo recibido; y en España… estamos en precampaña, así que todo es sórdido, indignante, aburrido y poco edificante.

Y ahora una noticia caducada. Ya sabemos que estar atento a la actualidad no es sinónimo de estar informado: nos cuentan lo que quieren, si acaso lo que pueden. Ahora se ha destapado, gracias a Wikileaks, que muchos de los prisioneros de Guantánamo sólo estaban allí por la información que pudieran proporcionar, no habían cometido delito alguno… Es decir, que se vulneró la legalidad internacional, incluso las leyes estadounidenses a sabiendas, en nombre de la seguridad, con el terrorismo como argumento. Si usamos las matemáticas y hacemos un regla de tres sencilla podemos decir que el terrorismo internacional es al recorte de libertades lo que la crisis financiera es a “x”. Despejemos “x”. .

Y siguiendo con noticias del pasado: lo de Japón ha vuelto los ojos hacia Chernobyl, y allí descubrimos lo lento que es recuperarse de una tragedia nuclear. Algunos datos muy rápidos: allí sigue habiendo una radiación 100 veces superior a la permitida, lo que exige una inversión de 2.300 millones de dólares para un nuevo sarcófago. Aquel desastre mató, hace 25 años, a 112.000 de los trabajadores que construyeron el primer sarcófago. Otras 5.000 murieron en Europa, víctimas de la nube radiactiva. Además de los cientos de miles de niños y adultos afectados con cáncer y otras enfermedades genéticas. Aunque no hay cifras definitivas, Chernobyl habría provocado la muerte de unas 900.000 personas en Europa. Como vemos: una energía segura. Y económica. Una lástima enterarnos tan tarde de las verdades. Sobre todo cuando nuestra salud, y nuestra libertad están en juego.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario