Las mediaciones para el 15M

Afinando sobre las reivindicaciones del movimiento 15-M, de Democracia Real YA, de los indignados o de como queramos llamarnos, separando la paja del trigo en lo que se está escribiendo y centrando la atención, no en lo circunstancial (que si los sucesos de Barcelona han sido más o menos violentos, que si las acampadas había que mantenerlas más o menos tiempo, que si {perroflautas} o {normales}…) si no en el meollo de las cuestiones, nos encontramos con que uno de los elementos centrales de las reivindicaciones es la reforma de la Ley Electoral.

Bajo mi punto de vista es un acierto radical que uno de los elementos centrales del movimiento sea este, puesto que, por lógica, tarde o temprano, la gente dejará las calles y hay que centrarse en buscar puntos sobre los que sustentar lo que ahora está en las calles desde un entramado institucional que lo posibilite.

Nos puede dar más o menos grima el sistema de partidos y parece que el movimiento ciudadano está siendo refractario a las mediaciones establecidas hoy por hoy[[ sindicatos, partidos políticos e incluso asociaciones de vecinos son duramente criticadas desde las manifestaciones, acampadas y concentraciones, cayendo, incluso en contradicciones flagrantes: de una parte se excluye {las banderas} y siglas, de otra parte se reprocha la no asistencia de algún sindicato:“{¿Dónde están, no se ven Comisiones y UGT?}”]], sin embargo, todo parece indicar que, o se cuenta con la alianza de alguna de estas mediaciones o no se llegará lejos.

Por ejemplo, considero un error y una contradicción convocar una huelga despreciando, no ya la estructura de los sindicatos, sino incluso la base social de esos sindicatos [[¿olvidamos el cerca de millón y medio de participantes en la última huelga general convocada por estos? ¿Olvidamos que, al fin y al cabo, los sindicatos son, también, estructuras democráticas que si han llegado donde han llegado es por la desidia de los trabajadores? Si se convoca una huelga general contra la reforma laboral, ¿quien negociará después?, ¿quien velará por el cumplimiento de los acuerdos?]], que no estaría de más que nos comprometiésemos un poco más en la renovación de un sindicalismo que ha caído demasiado bajo últimamente y que, sin embargo, se hace, hoy día, cuando los derechos de los trabajadores están siendo tan mal tratados, más necesario que nunca.

La otra mediación es la de los partidos políticos. ¿Aspiramos a lograr la reforma electoral sin ellos? Parece difícil.

La confluencia de diversas corrientes de pensamiento implicaba la eliminación de siglas y eso ha sido útil, pero ha traído un efecto perverso: meter a toda la clase política en el mismo saco. Sin embargo, ni todas las siglas son iguales, ni todos los programas son idénticos, ni siquiera debiéramos acusar a todos los que ejercen alguna responsabilidad política de corruptos y {chorizos}. Eso, creo, es injusto y hace más impunes a los que realmente lo son. Y, estratégicamente, nos impide encontrar las alianzas que permitan llevar a buen puerto la lucha de la calle y, concretamente, la reivindicación de la reforma electoral. Empecemos, por tanto, a matizar nuestro discurso.

Y a concretarlo. Cuando hablamos de reforma electoral podemos estar hablando de muchas cosas. Pero es necesario que explicitemos cuál es la reforma que queremos. Y parece que hay dos asuntos sobre la mesa:

-> El de las circunscripciones electorales en las cámaras no territoriales (parece que el único sentido que tiene mantenerlas es marginar a las minorías)[[ Vease [El sistema electoral en España y la exclusión de las minorías->http://www.readyfortomorrow.com/el-sistema-electoral-en-espana-y-la-exclusion-de-las-minorias]]] .

-> La sustitución de la Ley D’Hondt por el [Cociente Droop->http://es.wikipedia.org/wiki/Cociente_Droop], fórmula más equitativa y que ya es usada en países tan distintos como Irlanda, Malta o Australia.

¿Encontraremos grupos políticos que elaboren propuestas en esta línea, que las presenten en los organismos correspondientes y diputados que estén dispuestos a respaldar estas reformas? De esto va a depender mucho el éxito de nuestras reivindicaciones o el éxito de los que buscan que las cosas sigan tal y como están. Y de seguir en la calle, por supuesto.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario