Las pensiones

YA ni nos damos cuenta. Entre tanto envoltorio de eufemismo han logrado que no nos demos cuenta de que siguen recortando nuestros derechos ante nuestras narices. O si nos damos cuenta, miramos a otro lado con la impotencia del que cree que nada se puede hacer.

Han recortado las pensiones y lo han hecho por la vía de la “desvinculación del IPC”. La reforma que aprobó el Gobierno hace dos días y que nuestra ministra presentó tras el Consejo de Ministros en rueda de prensa va a implicar que los pensionistas pierdan poder adquisitivo durante los próximos años al comprobar cómo mientras los precios suben su pensión se mantiene estancada. Un recorte en toda regla.

Nos dirán que es para salvar el sistema de la Seguridad Social igual que nos dijeron que las reformas laborales se hicieron para generar empleo (y somos el segundo país de Europa en destrucción de empleo, sólo nos supera Chipre, y ahora dice la CEOE que hasta mediado 2014 no se generará empleo). Nos dirán que es para que no se genere más deuda (mientras comprobamos que ésta es un 17,16% mayor que el año pasado).

Seamos optimistas: aunque tengamos la percepción de que no se puede conseguir nada, que no se puede parar esta tremenda oleada de recortes, alguna cosa se puede conseguir: los médicos de Madrid han logrado que se frene la privatización de los hospitales, la Plataforma de Afectados por las Hipotecas han logrado frenar miles de desahucios y soluciones para otros tantos afectados, la presión social ha conseguido que se mantengan ayudas para los parados… ¿Seremos capaces los pensionistas y los que algún día podremos llegar a serlo de frenar este nuevo ataque a nuestros derechos?

El Gobierno de Rajoy sigue estirando la cuerda. Ya ni merece la pena recordar la larga lista de promesas incumplidas: no vamos a tocar la sanidad, no vamos a tocar la educación, no vamos a tocar las pensiones… Ya ni merece la pena recordar la larga lista de mentiras: esto no es un rescate, esto es una indemnización diferida, no ha habido recortes… Lo que sí merece la pena es que nos creamos de una vez que hay otra salida, que esa otra salida implica la organización ciudadana y la conciencia de que la mayoría creemos en ella y no en las mentiras del Gobierno. Implica, también, salir a la calle y llenar nuestros barrios de asambleas y trasladar todo esto a las urnas…

Ojalá que con la suma de los pensionistas a la lucha se consiga de una vez.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario