Las tormentas lejanas y el paraguas

Estados Unidos está al borde del cese de pagos (que evitará, probablemente, a costa, como siempre, de los demás) y el euro está casi sobre el abismo a causa de la impagable deuda griega de más de 440 mil millones de dólares y de la política fundamentalista de las autoridades financieras de la Unión Europea, que siguen subiendo las tasas de interés preocupadas por la inflación, justo en el momento en que la desocupación asciende continuamente (en España llega ya a 20.7 y a 44.7 por ciento de los jóvenes, y en Italia el desempleo juvenil está por el 30 por ciento). Las barreras que fijaba el Tratado de Maastricht (un máximo de déficit en el presupuesto público anual de 3 por ciento del PIB y un máximo de deuda equivalente a 60 por ciento del mismo) han sido violadas por casi todos los países miembros de la unión monetaria.

La propia Alemania, cuya economía se basa en la exportación, depende en gran medida de lo que suceda con sus socios europeos y también del curso de la economía estadunidense, y está lejos de ponerse a salvo de las tormentas que estallan en sus fronteras o al otro lado del mar. Si el dúo de grandes acreedores y de dirigentes de la política financiera –Alemania y Francia– no sabe qué hacer con la pequeña economía griega, seis veces menor que la italiana, ¿qué harán ante un posible derrumbe del país que Berlusconi lleva a los tumbos, cuyo PIB asciende a 2 billones de dólares –dos millones de millones– y debe 450 mil millones más que ese PIB? Los bomberos francoalemanes aíslan hasta ahora los fuegos en Portugal, Irlanda y Grecia, pero España e Italia podrían requerir en cualquier momento una ayuda in extremis. ¿Serán capaces de responderles?

Las economías nacionales están muy interrelacionadas y ningún país está a salvo de las grandes tormentas monetarias y económicas propias de la crisis más amplia que jamás conoció el sistema capitalista. Causa por eso risa la seguridad con que la presidenta Cristina Fernández afirma que un pequeño país como Argentina está blindado contra la crisis, porque tiene reservas por 51 mil millones de dólares, o sea, menos de la mitad del primer préstamo que fue arrojado al horno griego para sostener los pagos a los bancos franceses y alemanes, acreedores y usureros de Atenas[…->http://www.attac.es/las-tormentas-lejanas-y-el-paraguas/]

[Seguir leyendo->http://www.attac.es/las-tormentas-lejanas-y-el-paraguas/]

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario