Legado inglés

Cualquier campaña de promoción turística que se desarrolle tanto en Huelva capital como en la provincia, muestra lo que se denomina el “legado inglés” como uno de los atractivos que enseñar al visitante. Cierto es que el embarcadero de mineral es una obra de ingeniería relevante, que el barrio obrero de Huelva y el de Bellavista de Riotinto tienen mucho encanto. Luego están los apellidos, los nombres de las calles,… muchas reminiscencias de ese pasado.

Pero, si lo miramos con perspectiva, todo ese legado inglés no es más que un monumento al colonialismo y a la explotación de los recursos naturales y de los trabajadores de nuestra tierra en un ejercicio continuo de esquilmar. Todos sabemos que el inglés que venía a Huelva consideraba que estaba poco menos que en tierra exótica por civilizar, que quería el menor trato posible con los pobres y analfabetos habitantes del lugar y que se sentía con el poder de hacer lo que le venía en gana al amparo de las siglas RTC.

Por eso, y dado que estamos en pleno afán por recuperar la memoria histórica es necesario restituir el pasado como se merece y llamar a las cosas por su nombre, detrás de ese “legado inglés” ha habido mucha ingratitud.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario