Legítima Desobediencia

El término Desobediencia Civil se atribuye a Henry David Thoreau, quien, en 1846, fue encarcelado por
negarse a pagar impuestos al recaudador en protesta por la guerra de agresión de los Estados Unidos contra
México y para denunciar la política esclavista del Estado de Massachussetts.
La DC consiste en la desobediencia colectiva, pública y organizada a una ley que se considera injusta en
sí misma o representativa de una situación de injusticia. La desobediencia civil es una intervención
sociopolítica que toma cuerpo en un acto voluntario, intencionado, premeditado, consciente, público,… que
supone la violación de una o varias normas; normas cuya validez jurídica puede ser firme o dudosa pero
que son consideradas inmorales, injustas e ilegítimas por quienes practican tal desobediencia. Una
desobediencia que persigue un bien para la colectividad, no un beneficio para quien la practica, y que es
tanto una apelación a la capacidad de razonar y al sentido de justicia de dicha colectividad, como un acto
“simbólico” que busca ocasionar un cambio en la legislación. Aunque es prácticamente imposible dar una
definición que abarque la cuestión en toda su amplitud; máxime si se tiene en cuenta que, a la postre, la
Desobediencia Civil se define tanto en la práctica como en la teoría.
Lo que la DC plantea es un conflicto fundamental: legitimidad frente a legalidad, la legitimidad de la
acción política participativa radicalmente democrática frente a la injusticia muchas veces encubierta de
legalidad. Es una herramienta política precisamente por su carácter público (trasciende lo privado y tiene
significación social) y pedagógico (se trata de expresarse colectivamente mediante actos ejemplarizantes,
que motivan, que enseñan, que provocan).
La DC no busca, a diferencia de otros modos de hacer política, imponerse sobre el conjunto de la
sociedad. L@s desobedientes lanzamos mediante nuestra acción organizada y pública una interpelación a la
sociedad desde la base social, es decir: creemos en la legitimidad de los debates o propuestas que sacamos a
la luz. Su legitimidad se basa en esta búsqueda de la transformación y de la mejora social mediante
convicciones y procedimientos éticos compartidos.

Extracto del {{[Dossier “La Revolución Noviolenta”->http://www.antimilitaristas.org/IMG/pdf/DossierRevolucionNoviolenta.pdf]}} publicado en {{[www.antimilitaristas.org->http://www.antimilitaristas.org]}}

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario