Ley Sinde

Se ha aprobado la Ley Sinde, pactada y con apenas modificaciones. El Derecho a la Propiedad queda bien protegido, a salvo de una ciudadanía muy ladrona, muy delicitiva, cuyo único objetivo es conseguir que autores como Alejandro Sanz o Alex de la Iglesia mueran de hambre. Somos así: malvados por definición, y es deber ineludible de los Estados garantizar una vida digna a estos señores. No bastaba con el Cannon Digital, esa era poca tajada, un impuesto indiscriminado e injustificable. Ya puestos, había que aprovechar la coyuntura para meter las narices legisladoras en “el Interné”, nunca viene mal repartir miedo y restricciones por esos mundos inhóspitos de la web. Y de paso contentar al poderoso lobby de la industria cultural (nada que ver con la gente que crea cultura, mucho que ver con la gente que patenta y vende cultura, tan distinto). Y ya metidos en harina: justificamos tangencialmente uno de las mayores barbaridades de nuestro modelo capitalista: las patentes, la insaciable necesidad de apropiarnos de todo: semillas, música, software, fotos, hierbas medicinales, incluso el ADN (la vida)… Todo es susceptible de apropiación y posterior venta. Les aseguro que no es mezclar cuestiones dispares, sólo ampliar el enfoque y descubrir que los piratas no son siempre los que parecen.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario