Linchado y noqueado

gobernantes que no saqueanES posible que casi no se haya dado cuenta por el poco eco que ha tenido, pero hace un par de días fue noticia que la titular del Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid acordaba no admitir a trámite las dos querellas contra Juan Carlos Monedero por fraude fiscal al no existir indicios de delito. Recordemos en oposición la “tormenta perfecta” desatada cuando alguien filtraba la declaración paralela a Hacienda que tuvo que hacer el fundador de Podemos y que dio a la postre con los huesos del profesor y político fuera de la primera línea del partido. Más allá del proceder de Monedero, de su torpeza, ingenuidad o picaresca, fue utilizada maliciosamente la información privada de un contribuyente para lincharlo y atizar así al adversario emergente, dejando tras la batalla el asunto en un segundo plano. Este auto de la juez ha llegado con el adversario ya noqueado. Para muchos, estas son las “cosas de la política”, donde todo vale.

Tumbar a Monedero era el objetivo hace unos meses, y se consiguió. Los intereses económicos y partidistas mueven los hilos que activan a los sabuesos de la propaganda para buscar anécdotas, que después enmascaran de mala praxis política o ética y son usadas como munición. Lo del concejal de Cultura y Deportes Guillermo Zapata del Ayuntamiento de Madrid fue otro episodio parecido: se menea la porquería, se arma jaleo, se presentan algunas querellas sin recorrido evidente y a esperar resultados. Lo mismo pasa entre adversarios de los mismos partidos, la difamación es una práctica habitual en España. Y encima, todo esto ocurre en medio de procesos judiciales larguísimos contra el PSOE, PP y CIU que generan una sed de justicia generalizada, con el amenazante auge para los partidos hegemónicos de las nuevas fuerzas políticas y con debates sociopolíticos intensísimos en la calle, lo que crea las condiciones necesarias para que cualquier persona pueda ser linchada.

Debemos estar alerta: lo de Monedero y Zapata no será nada para lo que vendrá de Carmena o Colau, entre otras. Como decía hace poco en esta misma columna Javier Rodríguez, “la ciudadanía debe seguir firme en ese camino que pretende acercarnos a la democracia real”, y debe fijarse en aquellas prácticas que moralmente estén a la altura, evidentemente no todo vale.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario