Linchamiento

Resulta muy difícil mantener la calma cuando los sentimientos están a flor de piel, cuando una ciudad entera ha sufrido y ha llorado por la desaparición de una niña, cuando al final de toda la búsqueda, de toda la angustia, el cuerpecito de esa niña aparece sin vida en medio del agua. Resulta complicado después de tantas lágrimas y de tanta rabia, estar tranquilo, sereno y confiado en la justicia. Ha aparecido el supuesto asesino de Mari Luz y la ciudad entera se ha lanzado a la calle a pedir justicia y una parte de ella a clamar venganza. De lo ocurrido ayer en nuestra ciudad, seguramente nadie tiene la culpa, pero sí se podía haber previsto los incidentes, el intento de linchamiento. ¿Por qué se ha anunciado a bombo y platillo la llegada a los juzgados de nuestra ciudad del supuesto criminal? ¿Por qué no se han llevado acabo unas medidas de seguridad semejantes a las de los partidos de fútbol de alto riesgo?. Los medios de comunicación tampoco han ayudado mucho, ahondando en la carnaza. Sólo José Cortés, el padre de la niña, ha estado a la altura de la circunstacias. Ahora sólo queda confiar en la justicia y pedir tranquilidad

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario