Llamada con efecto

A alguien se le ocurrió la feliz idea de decir que todavía faltaban mil quinientos puestos de trabajo que cubrir para la plantación de la fresa. Y decirlo delante de los micrófonos y las cámaras para que todo el mundo se enterara. Incluyendo los que se encuentran en una situación desesperada en cualquier punto del país y que son capaces de dejarlo todo por la promesa de ser uno de los que están llamados a cubrir esos cotizados trabajos. Así, no extraña ver en estos días unas escenas que no solemos contemplar fuera del tiempo de la recolección. Como la de Luis y Magda, una pareja que no lo dudó y se vino desde Barcelona cuando vieron aquello en el periódico dejando la seguridad de su casa por la incertidumbre de la mochila. O como la de tantos esperando en la plaza del pueblo ser, ese día, uno de los afortunados. No me entero bien. Si ahora sobra gente, ¿cómo es que entonces faltaban?

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario