Lo que deja Ferrer

Fue uno de esos “santos en vida” que alcanzó a ver el reconocimiento público de su labor solidaria: aquí en Huelva estuvo hace ocho años, cuando la Universidad lo invistió como Doctor Honoris Causa y también se le dedicó una calle. Dicen que quien se encontraba con él quedaba “tocado”, como lo fuera él mismo, hace ya muchos años, por la pobreza de los “intocables”. Y con ser tan carismática su figura, tan valioso su esfuerzo por mejorar las condiciones de vida de las personas más desprotegidas, tan ejemplar y adelantado a su tiempo su trabajo de cooperación, esa admiración no sirve si pensamos que lo de Ferrer está muy bien allá lejos, pero no sirve aquí. Lo dijo siempre, también en Huelva: para completar el puzzle hay que darle a los afectados el protagonismo que se merecen. Hay que contar con ellos, también con los que viven en la calle que lleva su nombre.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario