Local añadido

Cada vez hay más en manos de menos. Este axioma improvisado es el fruto de
la simple observancia, el mero seguimiento de noticias informa de la
cantidad de fusiones, absorciones, eliminaciones o reunificaciones que se
dan constantemente en el tejido empresarial. La consecuencia es un menor
interés y más desafección hacia lo pequeño, lo local o lo cercano.
Ejemplos hay muchos. En el caso de la electricidad pasamos de la Compañía
Sevillana, con sede en Sevilla, a ENDESA, con sede en Madrid, para
terminar siendo adquirida por ENEL, con sede en Roma (Italia). Cajahuelva
pasó a El Monte, después a Cajasol y ahora a “La Caixa”, ya se imaginarán
que a las oficinas centrales del actual banco le pasan de vez en cuando un
trapito del polvo, porque hace años que en la calle Plus Ultra no se toma
ninguna decisión. Detrás de cada fusión se aleja un poco más la
importancia que los nuevos dueños le dan a lo que le preocupa de verdad a
la gente de Huelva, ahora, eso sí, a los beneficios aquí generados no le
ponen ninguna pega.

Frente a este maremagno multinacional la apuesta por el pequeño y mediano
comercio local es una opción que va más allá de buscar lo mejor al mejor
precio. Lo local genera una cadena de beneficios expansiva que justifica
su supervivencia. He aquí algunas razonas: favorece el emprendimiento de
ideas, en ocasiones muy creativas, arraiga a las personas al territorio
frente a unas multinacionales expertas en deslocalizaciones, los márgenes
son siempre ajustados, no hay abuso hacia los productores, se eliminan
intermediarios, se reduce el transporte y la huella ecológica es menor,
dan vida a los barrios, personalizan el trato generando vínculos… en
definitiva, humanizan las ciudades y sus barrios.

El reto pendiente es reconocer que lo local no puede competir con el gran
comercio intentando usar sus mismas herramientas, eso será siempre una
batalla perdida, al contrario, la forma de continuar y prosperar pasa por
saber diferenciarse, ofreciendo ideas nuevas, originales y diferentes,
especializándose, buscando nuevos mercados como el ecológico, el del
reciclado, segunda mano, artesanía, cooperativismo, encargos a demanda del
cliente. Porque cada vez las personas queremos significarnos de los otros,
sentirnos “exclusivos”, no uniformizar nuestros gustos en ropa,
alimentación o decoración con catálogos que fabrican clones de moda
impuesta a muchos kilómetros de distancia.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario