Los frutos de La Reforma

Es evidente que la Reforma Laboral no ha ayudado a generar empleo, el nuevo récord de desempleados anunciado el viernes da fe de ello. Es cierto que tampoco ha ayudado el desmantelamiento de servicios públicos al que estamos asistiendo. Para lo que sí ha servido es para empobrecer a la clase obrera y para facilitar las cosas a las grandes empresas, ¿se refería usted a esto, Majestad, cuando dijo que “las reformas económicas ya empiezan a dar frutos”?

Es evidente que el Rescate a los Bancos del pasado verano no se ha traducido en mayores facilidades para las miles de personas con apuros económicos, los miles de autónomos y de pequeños empresarios que ven la actividad de sus negocios ahogada por la falta de crédito o para los cientos de desahuciados ¡diarios!, con los que las entidades bancarias no han tenido cuartel. Para lo que sí ha servido es para pagar las indemnizaciones a los ejecutivos que llevaron a la quiebra a entidades como Bankia o para que los bancos sigan teniendo más y más beneficios, ¿se refería usted a esto, Majestad, cuando dijo que “las reformas económicas ya empiezan a dar frutos”?

Es evidente que la Reforma Sanitaria que perseguía, decían, acabar con el “turismo sanitario” y dejó fuera de la cobertura sanitaria a los inmigrantes sin papeles, unida a las sucesivas reformas a la Ley de Extranjería no han “desincentivado” la llegada de inmigrantes que huyen de situaciones más difíciles que la nuestra (sí, más difíciles que la nuestra). Atravesando el mar, arriesgando la vida, muriendo, como ocurrió esta semana, ¿por turismo sanitario? No, claro, pero la reforma sanitaria de este verano y el desmantelamiento progresivo de la sanidad pública de estos años sí están haciendo que a las aseguradoras privadas les vaya mejor, ¿se refería usted a esto, Majestad, cuando dijo que “las reformas económicas ya empiezan a dar frutos”?

Es evidente que la Reforma Fiscal que subió un impuesto que pagan igual ricos que pobres como es el IVA, que no tocó, en cambio, el que sí permite que paguen más ricos que pobres, el IRPF, y que indultó a cientos de defraudadores no ha mejorado la situación de las cuentas públicas, lo que lleva a nuevos recortes, pero también a hacer muy feliz a los que defraudan, según las estimaciones de ATTAC, una media de 70.000 millones al año, ¿se refería usted a esto, Majestad, cuando dijo que “las reformas económicas ya empiezan a dar frutos”?

A lo mejor es que usted vive una realidad distinta a la de sus “súbditos”, por eso dice que: “Desde fuera, España se ve mejor. Desde dentro, dan ganas de llorar” o ¿cree, como le sucede a su hijo, que cuando le piden ayuda, le están saludando, que cuando el pueblo grita en las calles, día sí, día también, es porque le está yendo mejor?

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario