Los olvidados I: Un viaje a Haití

Que Haití no esté presente en el Festival de Cine Iberoamericano se puede justificar desde muchas vías. Es un país raro en el contexto Latinoamericano. Está situado en aquella isla que Colón confundió con Asia, pero luego fue colonizado por los franceses, y ayudado por los norteamericanos a ser descolonizado, por lo que, aunque geográficamente esté enclavada en una zona en la que la influencia principal sea la de lo hispano, en pleno Caribe, rodeada por Cuba y República Dominicana, nos parece más vinculada a lo sajón o a lo francés. La población originaria de Haití fue exterminada y sustituida por esclavos africanos para las plantaciones de azúcar. Cuando logró la Independencia, la primera en Latinoamérica, la negra era la población mayoritaria, por lo que se convirtió, además, en la primera República Negra del mundo. Sin embargo, de entonces para acá ha sufrido dictaduras, colonizaciones al estilo norteamericano, más dictaduras y, sobre todo, pobreza, mucha pobreza. Es el país más pobre de América y, eso se traduce en graves problemas de salud y grave mortandad, en una deficiente educación, en problemas de malnutrición, en un altísimo paro, … Es difícil que un país tan pobre se permita invertir en cultura, en -por ejemplo- producir, una película de cine al año. Y si no lo hace, ¿cómo va a estar presente en un festival de cine?

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario