Mal olor

Dicen que nuestra pituitaria nos engaña. Que la peste que destila en muchas ocasiones alguna de nuestras fábricas no es contaminante. Yo no sé de estas cosas e imagino que mucho tendrá que ver esta afirmación con la comparación con otros tipos de contaminación más desapercibidas. Sea como sea, una contaminación nauseabunda que provoca vómitos, dolores de cabeza, …, no puede considerarse inocua. Y además se convierte en nuestro cartel de bienvenida. Cualquier recién llegado nos los recuerda: “¡Hay que ver el olor que tenéis que soportar aquí!”, cuando ya nosotros nos hemos acostumbrado y ni siquiera lo notamos. Y eso se convierte ya en un asunto que afecta esa imagen que tanto nos preocupa. El hecho de que seamos una de las provincias que más reclamaciones por malos olores presenta confirma todo ello y nos recuerda que todavía no se ha hecho suficiente por reducir las emisiones de gases.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario