Males ajenos

Ya apenas se oye hablar del VIH en nuestro entorno, parece que es un mal en extinción porque a penas oímos sobre ello. Pero los datos que aporta la ONU con motivo de la celebración del día mundial del sida deja patente que éste sigue siendo una epidemia que no podemos dar por superada: En 2013, 35 millones de personas en todo el planeta tenían VIH, de los cuales 2,1 millones de persona lo contrajeron ese mismo año. Desde el comienzo de la epidemia, aproximadamente 78 millones de personas contrajeron la infección por el VIH y 39 millones de personas han fallecido a causa de enfermedades relacionadas con el VIH.

Con respecto a la infancia los datos que aportan UNICEF convierten la simple pesadilla en cuento de terror: una media de mil niños al día que contraen el VIH durante el embarazo, el parto o la lactancia, pero el sida afecta a los niños más allá del hecho de que estén infectados. Millones de niños que no son VIH positivos sufren sus consecuencias, debido a la perdida de familiares y a la desestructuración económica y social que causa el sida. Se han logrado avances en el diagnóstico precoz de la enfermedad o la prevención de la transmisión de madres a hijos, pero aún quedan muchas barreras por derribar, como el acceso a medicación adecuada y la discriminación o desprotección de los niños y niñas que quedan huérfanos a causa del VIH.

En 2013 solo el 37% de las personas que vivían con el VIH tuvieron acceso a la terapia antiretrovírica. Referente a la infancia, solo el 24% de los niños que tenían VIH recibieron el tratamiento que podía salvar sus vidas. Pero existen aun más datos escalofriantes: como que el sida es la principal causa de muerte entre las mujeres en edad reproductiva, que en 2013 casi el 60% de las nuevas infecciones entre los jóvenes de entre 15 y 24 años se dieron en chicas o que las enfermedades relacionadas con el VIH son la principal causa de muerte entre los adolescentes de entre 10 y 19 años en África, pero claro con este último dato estamos dejando claro que al igual de con el Ébola, no se trata tanto de la cantidad de afectados o incluso de muertos como de la frontera que traspasen. Las epidemias son cosas de subdesarrollados hasta que tocan a nuestras puertas, porque las muertes que se contabilizan en porcentajes nos ayudan a vivirlas como ajenas. La ONU este año nos invita a celebrar el día mundial del sida como una oportunidad para aprovechar el poder del cambio social, con el fin de dar prioridad a las personas y cerrar la brecha en materia de contagio.

The following two tabs change content below.

Carmen Murillo

Latest posts by Carmen Murillo (see all)

You may also like...

Deja un comentario