Manuel Castro: El sinsentido de una condena

Manuel Castro ha entrado en prisión para cumplir una condena por un delito contra la salud pública que cometió cuatro años antes. Es un caso que pone de manifiesto quiénes son los que realmente acaban pagando los platos rotos en el mercado de las drogas: personas adictas que para pagar su dependencia se dedican al mercadeo, y que por tanto pagan doblemente: son víctimas, pero el sistema les condena por ser sus propios agresores. El caso de Manuel es más incongruente aún, porque ya ha desaparecido el motivo que le llevó a comerciar con drogas, el propio consumo de estas sustancias.

The following two tabs change content below.

Señales de humo

El equipo del programa de radio

Latest posts by Señales de humo (see all)

Señales de humo

El equipo del programa de radio

You may also like...

Deja un comentario