Mediación familiar para los Borbones

Medio en broma pero muy en serio, la familia real están pidiendo a gritos un trabajo de mediación. Solo hay que ver como afrontan los conflictos familiares.
Medio en broma porque, que a día de hoy todavía existan familias “reales” monárquicas que dependan de su buena imagen pública para seguir chupando del bote, es para echarse unas carcajadas y usar la ironía, ¿o no?

Que la familia real (pero nada realista) decida desvincularse del problema cada vez que uno de sus vástagos (aunque estos sean los postizos) les sale rana, para así dar ejemplo, es de análisis profundo. Y peor todavía, que la forma de desvincularse sea apartando públicamente al “metepatas” en cuestión del vínculo familiar no tiene nombre. Ya sé que es todo apariencia, pero es que aunque sea un montaje, creo que en los tiempos que corren, que se utilicen este tipo de medios para dar ejemplaridad dice mucho del siglo en el que se quedaron anclados, como familia y como majestades.

Repito, medio en broma: creo que sería muy importante que algún especialista en mediación familiar echase unas cuantas sesiones con esta family. Sobre todo con el actualísimo Juan Carlos y el futurísimo Felipe.
Medio en serio: haría falta que un experto les hiciese ver que esas medidas coercitivas ya se comprobó hace mucho tiempo que no dan buenos resultados. Ahora el conflicto se trabaja intrafamiliarmente, y cada miembro de la familia ha de aceptar su parte de responsabilidad en el problema. Si los Borbones estuviesen más al tanto del día a día del pueblo al que reinan y a costa del que viven “a cuerpo de rey” (nunca mejor dicho) sabrían esto.

Resulta que a Urdangarín le han echado de la zona “real” del museo de cera, porque al robar ha demostrado que no es tan excelentísimo como el resto de la familia. La criatura tendrá que pagar su delito saliendo por la puerta de servicio de la Zarzuela, estas navidades castigado sin salir en las fotos de familia y probablemente se tendrá que ir con toda su prole a vivir a otro país. Claro que seguro que este pichón no tiene mucho problema para que le concedan asilo político. Pero ¿acabará con los huesos en la cárcel? No. Y sinceramente después de haber visto lo que la cárcel hace a quienes no tienen una familia con poder “real” para evitársela, no es deseable ni para Urdangarín.

Pero por dios, empecemos a poner las cosas en su sitio: la Zarzuela para cantar operas, la sangre azul la de los pitufos, las coronas las de flores, los títulos para el que se forma, y el concepto de “familia” para el que sabe estar y dar la cara a las duras y a las maduras.

Porque sinceramente, que la familia real se esté jugando su imagen popular, pues será con los muy mayores de esta sociedad, aquellos que vivieron una época donde el rey significaba la mejor opción que se podía desear y antes que el generalísimo, mejor el majestuosísimo. Pero lo que es a la mayoría de la población, nos la repanfinfla y bien. Ya no son ni por asomo la mejor opción y mucho menos el mejor ejemplo. Y con el caso Urdangarín lo han dejado claro, no son una familia modelo, no saben hacer frente a la adversidad y necesitan de ayuda externa profesional que les inste a aceptar que tienen que empezar a buscarse otra ocupación más “real” para los tiempos que corren.

The following two tabs change content below.

Carmen Murillo

Latest posts by Carmen Murillo (see all)

You may also like...

1 Response

  1. Javi dice:

    Allá se las componga me a mi me huele todo este asunto a “tú la llevas”, alguien tenía que hacer en la familia de “cabeza de turco” y para esas funciones siempre mejor un plebeyo…

Deja un comentario