Mejor, Renta Básica Universal

PEDRO Sánchez, secretario general del PSOE, acaba de comprometerse a implantar si gobierna el “ingreso mínimo vital”, una prestación no contributiva para paliar la situación agónica de las familias empobrecidas sin ingreso alguno. Un par de años antes, el incipiente movimiento Podemos habló de renta básica de ciudadanía, haciendo suyos los postulados del movimiento nacional por una Renta Básica; hablaron sin tapujos de una remuneración universal y no condicionada, y consiguieron que muchos activistas pro-Renta Básica se sumaran a la organización granate. Más tarde, antes de las elecciones europeas, Podemos suavizó su propuesta limitándola a determinados perfiles ciudadanos, eliminado la universalidad de la misma.

Si trazamos una línea temporal deliberada entre la primera propuesta que lanzó Podemos y esta última del PSOE, comprobaríamos cómo se ha ido limando la iniciativa original hasta dejarla en otra prestación más para pobres, solidaria, pero de pobres. No me atrevo a reprender ninguna de las propuestas ya que a la pobreza hay que atizarle por todos lados, pero nada tienen que ver con la idea original.

La Renta Básica Universal ha sido trabajada durante años en red y en distintos foros: grupos de investigación universitarios, organizaciones sociales, partidos políticos (como el caso de IU), y es una propuesta que ha ido colándose con fuerza en los debates públicos preelectorales. Por definición es un ingreso garantizado por el Estado a cada miembro de pleno derecho para garantizar la existencia material, es un derecho de la ciudadanía. Y para concretarlo hablaríamos de unos 625 euros, o donde se sitúe el umbral de la pobreza, que vendría a sustituir cualquier prestación monetaria inferior. Como dice Daniel Raventós, profesor de la Universidad de Barcelona, busca construir una economía más resiliente generadora de equidad y bienestar, que ha demostrado ser en algunos países nórdicos más eficaz que el subsidio por desempleo para generar la activación laboral.

La idea de Renta Básica ha sido atacada ferozmente por fuerzas liberales, era de esperar, pero es una lástima que pueda verse deslegitimada si desde posiciones políticas de izquierda es manoseada. Es una herramienta seria, desarrollada para ser ejecutada en su totalidad, manteniendo intactos los principios de universalidad e incondicionalidad, una propuesta realmente rompedora capaz de cambiar un sistema socioeconómico que genera pobres. Probémosla, pero sin recortes.rentabasicaiguales

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario