Mercancías fuera

No es rentable. Y como no da dinero, no sirve. Como argumento para cerrar la línea de mercancías Huelva-Sevilla, no tiene fisuras. Como expresión del aislamiento de la provincia y del empeño en un desarrollo poco sostenible, las tiene todas. Pero esto ya les tocará resolverlo a nuestros hijos, y a los hijos de quienes han tomado una decisión gloriosa: anular el transporte de mercancías más seguro, el que más respeta el medio ambiente, simplemente porque no es el más barato. Imposible desvincular este asunto del desmantelamiento de la infraestructura ferroviaria en Huelva. La línea de Zafra sufre larga y dolorosa agonía, la de Sevilla de pasajeros -¿será la próxima en desaparecer?- no es alternativa ni para enlazar con el AVE. Tal vez si a alguien se le ocurriera invertir en estas líneas ferroviarias -mejorar los horarios, la velocidad, modernizarlas, en fin-, tendrían futuro, y hasta beneficios. El futuro de las mercancías, eso sí, ha de pasar inexcusablemente por caja. A cambio tendremos en la autovía a Sevilla, ya de por sí saturada, unos cuantos camiones más todos los días: no importa, eso sí es rentable, aunque alguien, algún día, vaya a pagar los costes ambientales. La pregunta es sencilla: ¿rentable para quién? La duda, fastidiosa: ¿de verdad todo, todo, tiene que ser rentable?

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario