Mi casa

Mi casa no es mía, es del banco, sólo que éste me deja habitarla mientras que las condiciones que me pide las mantenga. Si el banco incumpliera alguna de esas condiciones saldría en su ayuda el Estado, el euro o los mercados, pero si soy yo el que las incumple, aunque se trate de un pequeño descuido o desconocimiento, mi casa saldrá a subasta, se la quedará un profesional de la especulación y yo seguiré teniendo la deuda, aunque sea sin techo. Así se encuentran más de 28.000 familias que, desde que empezó la crisis, tienen serios problemas para pagar sus casas. Aquí ya no hablamos de derecho constitucional básico, ni del espacio de crianza de los niños, es más, el Estado no sólo no nos defenderá, sino que iniciará expediente para retirarnos la custodia porque hemos perdido un hogar. Nunca el sistema fue más perverso. Me niego a admitir el desahucio por impago. ¿Dónde queda nuestro Estado democrático de derecho?

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

1 Response

  1. el_erizo@ono.com' Erizo dice:

    ¿Y de dónde sacas que esto es un estado democrático? ¿Dónde la división de poderes? ¿Dónde la superioridad de un parlamento sobre un rey? ¿Dónde la rendición de cuentas de los electos ante sus electores? ¿Dónde el control del ejecutivo por parte del legislativo? ¿Quién elige al judicial? ¿Dónde la superioridad de la ciudadanía sobre el ejército? ¿Dónde una ley electoral democrática? …

    Hay bibliografía abundante sobre el asunto. Indaga si te interesa. Por mencionar sólo tres obras de superexpertos: FRENTE A LA GRAN MENTIRA (Gª Trevijano); 25 AÑOS SIN CONSTITUCIÓN (Navarro Esteban); LA DEMOCRACIA VERGONZANTE (Ramón Soriano, exdecano de Derecho en Huelva)).

    Dato de hoy: cuando hasta premios Nobel de economía recomiendan la nacionalización de la banca para crear banca pública, los líderes del PPSOE acuerdan privatizar las Cajas de Ahorros, única esperanza de banca pública que había.

    Pero seamos optimistas: la juventud se manifiesta masivamente … por no sé qué hazaña (con H) de “la roja” (presunta, claro).

Deja un comentario