Mi nombre es Tomás

Los días 21 y 28 de noviembre de 2006 se emitía en un programa de radio local de Huelva (España) una entrevista a una persona que se identificaba en la misma con el nombre de Tomás, inmigrante argentino que, en la fecha en la que se realizó la entrevista, residía en Huelva [[Concretamente en el programa Señales de Humo, que se emite en la emisora de Huelva Hispanidad Radio Esta entrevista está, también, [publicada en Internet->http://www.dosorillas.org/spip.php?article615] ]].
La visión que suelen dar los medios de comunicación del hecho migratorio suele enfocarse más hacia los movimientos entre África y Europa, especialmente entre el África subsahariana y el sur de la Península Ibérica y el Archipielago Canario [[El Observatorio de la Diversidad, formado por Mugak, Centro de Documentación de SOS Racismo y XenoMedia, recopilan permanentemente la información publicada en 22 diarios sobre inmigración y minorías, encontraba en el mes de noviembre en ellos 103 noticias que directamente abordaban el tema de los {cayucos} -como se denomina a las embarcaciones en las que realizan el trayecto los inmigrantes procedentes de la Costa de Senegal, Mauritania o Marruecos hasta Canarias-. Así mismo las noticias referidas a la política migratoria, convenios internacionales o intervenciones de políticos sobre el tema son, prácticamiente todas, referidas a la realidad de la inmigración que llega a las costas canarias desde la de Senegal o, en todo caso, a todo lo referido a las fronteras con países de África (Marruecos, Mauritania).]]. Poco se puede encontrar en prensa, radio y/o televisión, sobre la que, en la prática, es la realidad mayoritaria en el caso de las migraciones hacia España, la de la inmigración que llega a este país desde Europa y, sobre todo, desde Améica Latina [[Según la última encuesta de migraciones del INE (Instituto Nacional de Estadística),realizada en 2003, sólo el 4,28% de los extranjeros con residencia en España procedían de países de África distintos a Marruecos (de este país procedían el 12,55% de los extranjeros con residencia en España), frente al 40,05 que procedían de Latinoamérica o el 14,6% de la Europa extracomunitaria.
En el caso de los datos que ofrece el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales sobre extranjeros incluidos en el Régimen General con autorización de residencia en vigor según continente y nacionalidad a fecha de 30 de junio de 2006, los procedentes de América Latina son el 35,09% del total, el 22,09% proceden de la Unión Europea, el 19,6% proceden del Norte de África (principalmente Marruecos), el 11,99% de la Europa extracomunitaria, el 6,26% de Asia y tan sólo un 3,98% proceden del África subsahariana.]]. Si el caso que ocupa a los medios de comunicación no es referido a esta realidad -la de {los cayucos}-, no es raro encontrarse con noticias en las que se establece una relación entre inmigración y delincuencia. Suelen, los medios de comunicación, centrarse, no obstante, en el momento de la llegada del inmigrante al país de destino.
Sin embargo no es el objeto de este trabajo hacer un análisis de lo que los medios de comunicación suelen mostrar en torno al hecho migratorio, sino hacer un análisis de una entrevista singular, aparecida en un medio de comunicación, pero que llama la atención, no sólo por ser un caso {extraño} entre lo que suele aparecer en estos, por lo que esta entrevista parece particularmente interesante es por hacer llegar la visión de una persona tres años después de la llegada a España desde un país -Argentina- que, hasta hace escaso tiempo, era receptor de parte de la inmigración española.
El que la persona lleve tres años parece un periodo que ya sí puede ser considerado suficiente como para evaluar el resultado del proyecto migratorio.

{{Motivación y objetivos del proyecto migratorio}}

Más que de una motivación en el caso del entrevistado empezaremos hablando de un detonante. Para entender el caso de la salida de miles de argentinos desde el año 2002 hay que recordar que, en diciembre de 2001, el gobierno de aquel país imponía lo que vino a llamarse {el corralito}, que impedía sacar el dinero que se tenía ahorrado en aquel momento de forma normal. No pretendo ahora analizar las causas de aquella situación [[Casi todo lo escrito coincide en la confluencia de varios factores: la corrupción local de un lado y el seguimiento de de unas recetas de las instituciones económicas internacionales (Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Organización Mundial del Comercio) que no parecieron demasiado acertadas y que no hicieron sino agravar la situación.]], ni las consecuencias políticas que tuvo [[Movilizaciones generales provocaron la caída de varios gobiernos sucesivos]], sino las consecuencias económicas que tuvo sobre la sociedad argentina. Según Jesús Olmedo Rivero más de 20 millones de argentinos estaban bajo la línea de pobreza y cada día aumentaban los índices de desocupación y subocupación, {siendo alarmantes las enormes bolsas de emigración al exterior}[[Jesús Olmedo Rivero (2003). Otra Argentina es posible. Agenda Latinoamericana 2004.]]. El protagonista de este trabajo lo dice así: {Mirá, yo vine acá porque en mi país no hay trabajo, está muy mal la situación, y para una persona de muy edad está peor}.
Del otro lado nos encontramos precisamente con lo contrario, España ha pasado de ser un país emisor de emigración a ser un país receptor de inmigración [[gráfico: Evolución de flujos migratorios. Emigración de españoles hacia el extranjero e inmigración de extranjeros hacia España elaborado por Garrido Medina (2005) y Blanco (2000) y ofrecidos en la asignatura.]]. La situación económica española llevaba creciendo más de diez años consecutivos por encima de los niveles de los países de su entorno -mientras la argentina permanecía estancada o en clara recesión-. Esta situación económica venía separándose progresivamente de la de Argentina desde treinta años atras. Así, si la renta per cápita en 1975 era prácticamente idéntica en ambos países, en 2002 la española duplicaba a la argentina. Situación a la que había llegado especialmente debido a la crisis económica en la que estaba sumido el país Sudaméricano desde final de los años 90 [[Como se puede observar en los anexos en el gráfico: {Evolución de la renta per cáspita} de elaboración propia a partir de los datos de Social Watch (Control Ciudadano): [Red internacional de organizaciones ciudadanas de lucha por la erradicación de la pobreza y sus causas->http://www.socialwatch.org/] ]]. Con esto bastaría para explicar el caso de la emigración de Tomás para los teóricos que se encuadran dentro del modelo de Atracción-Expulsión (Push & Pull), que entienden, según explica Ribas Mateo, N. que {las presiones económicas y políticas en el lugar de origen hacen que los posibles emigrantes calculen un análisis de la maximización de la movilidad geográfica para conseguir la ascensión social y mayores oportunidades laborales, a la vez que una reducción de la vulnerabilidad ante la pobreza} [[Ribas Mateos, Natalia. Una invitación a la sociología de las migraciones. Ed. Bellaterra. Barcelona (2004).]]. Tomás explica, desde la situación expuesta antes, que {le pintaron España de rosa y yo me lo creí(…). Vine con una promesa de contrato de trabajo}. Sin embargo, otros autores cambian el orden de los factores, entendiendo que la población se une otros factores de producción para lograr el desarrollo y la riqueza de los países, entre estos Luis de Sebastián, que nos dice: {En el s. XX la inmigración ha salvado a la economía de muchos países. Sin emigrantes (millones de ellos) ni Estados Unidos, ni Canadá, ni Australia estarían entre los países más ricos del mundo (…). Europa no podría seguir creciendo y produciendo al ritmo actual, si no admite un flujo considerable y creciente de emigrantes.}[[Luis de Sebastián: Problemas de la Globalización.Comercio, emigración, medio ambiente. Cuadernos Crisianisme i Justicia. Barcelona (2005).]]. Es esta una perspectiva que Ribas Mateos [[Ribas Mateos (op. Cit.)]] enmarcaría en la histórico-estructural, ligada al análisis histórico y político de corte marxista para la que {las migraciones no se desprenden de un “modelo push-pull”, sino que son el resultado de los factores de atracción de los países de rececpción, fruto de un mercado laboral que precisa mano de obra extranjera}. El caso de la provincia de Huelva sería un caso pardadigmático de ello. El sector empresarial, especialmente el agrario, viene reclamando mano de obra extranjera de forma continuada y parece claro que el auge que este sector ha experimentado en los últimos años ha necesitado de esa mano de obra para producirse y que la influencia de los inmigrantes en otros sectores es, así mismo, importante.

{{El fracaso. De la vulnerabilidad a la exclusión.}}

Una crítica que se hace a las teorías migratorias anteriormente expuestas es que se centran en los motivos o las causas de la migración y que no analizan el resultado del proyecto migratorio, sus consecuencias a largo plazo, el dinamismo que se genera, las realciones entre todos los agentes implicados, …
Ni siquiera llega a explicar la situación en la que quedan las personas cuando emigran en el país de destino.
Pues bien, partiendo de una distinción previa -en cuanto al grado de integración en una sociedad de una persona o, si se prefiere, de satisfacción de las necesidades de esta- que sitúa tres niveles básicos: integración (o satisfacción) vulnerabilidad y exclusión [[El siguiente gráfico incluido es un esquema extraído del Programa de Exclusión de [Cáritas Diocesana de Huelva->http://www.caritashuelva.org] en el que se explica esta distinción.]], a priori situamos a los migrantes económicos en una posición de vulnerabilidad dentro de la sociedad receptora. Pero, como argumenta la teoría del capital humano {el perfil del rendimiento de edad de los inmigrantes tiende a acentuarse en comparación con los autóctonos}[[Ribas Mateos (op. Cit.)]]. Efectivamente, no están integrados en la sociedad a la que llegan, pero tienen determinadas cualidades que evitan que estén situados, de entrada, en los círculos de la exclusión, entendida esta como un proceso, no deseado ni buscado voluntariamente, que se caracteriza por rupturas en lo que Cáritas llama los vectores de la integración social: el vector económico (pobreza), el vector relacional (aislamiento) y el vector del sentido de la vida (pérdida de dinamismos vitales, impotencia, ideología de lo inevitable…) [[García Roca, Joaquín. Contra la exclusión. Responsabilidad política e iniciativa social. Sal Terrae. Maliaño- Cantabria. (1995).]]. Es difícil que el inmigrante carezca de los tres factores que le integran en la sociedad, que van haciendole responder, al menos coyunturalmente, a todas las necesidades que se le plantéa. Posíblemente sí carecerá de los recursos económicos suficientes, pero no de redes sociales de apoyo [[Ribas Mateos (op. cit.) menciona la importancia de las redes en la reinvención de las estrategias económicas en el lugar de origen: {La red social en la migración ofrece una herramienta explicativa válida para averiguar los mecanismos de información e inserción}.]], ni de habilidades, ni recursos sociales, ni de expectativas de cambio y mejora de su situación: muchos inmigrantes, como el propio Tomás, son personas con una formación alta: {Tengo dos (profesiones). Soy fotografo hace muchos años. Me profesionalicé en el ochenta y seis y llegué a ser reportero gráfico en algunos diarios de Buenos Aíres y en el dos mil estuve trabajando en Washington, en el Whashington Post, unos cuantos meses (…). Yo soy terapeuta naturopata, tengo matrícula nacional aquí en España, tengo mis títulos homologados}.
Sin embargo, como ocurre en el caso del protagonista de esta historia, muchos inmigrantes sí atraviesan la línea y terminan en el mundo de la exclusión (tal y como se ha definido). Él nos dice que le ha ido {en promedio, mal. Algunas cosas horribles, algunas mas o menos y otras mal. O sea, en promedio mal…}. Esta respuesta nos da pistas de que el sentido vital que antes considerábamos como uno de los factores de integración ya está {tocado} (insignificancia vital). Tener dos profesiones no le ha servido mucho, en tres años de estancia en España ha trabajado {ochenta días en la fresa}, por lo que ha terminado dependiendo de una prestación no contributiva (la Renta Activa de Inserción de la que pueden ser beneficiarios los parados de larga duración, más de un año, mayores de cuarenta y cinco años) y de {las remesas} que le envían desde Argentina (exclusión laboral). Amigos declara no tener y comparte piso, aunque por necesidad económica, por lo que, en la práctica, según manifiesta, se siente sólo (aislamiento social).
La respuesta a cómo llega a esa situación parece partir de los problemas burocráticos: {entonces ahí empezó los líos. No tenía papeles. Ahora sí tengo papeles pero no tengo trabajo}. No tener papeles es, evidentemente un mal comienzo puesto que, como señala Ribas Mateos [[Ribas Mateos, N.: (op. Cit.)]], {a las personas que no dispongan de papeles se les niega la mayoría de los derechos civiles y libertades públicas}. El lapso de tiempo en que una persona regularice su situación puede ser suficiente para que se pase de esa situación de vulnerabilidad en la que situamos inicialmente a los inmigrantes a la situación de exclusión que estamos intentando entender, puesto que la falta de inserción laboral se puede llegar a convertir en detonante de crisis en los otros aspectos que conforman la inclusión-exclusión. Sin trabajo la autoestima se ve mermada y la red social de apoyo se debilita.

{{La re-migración; un nuevo proyecto.}}

Sin embargo no parece que el deterioro sea tan fuerte como para considerar que la situación de exclusión de Tomás sea crónica, tal vez ha experimentado lo que es vivir precariamente, obligado a compartir vivienda, sin empleo, con fracasos en las relaciones sociales…, pero mantiene ciertas posibilidades de salida de la situación. De entrada tiene expectativas y manitiene lo que para muchos es el verdadero factor que separa la pobreza de la exclusión: el auto-concepto de dignidad. Se siente indigno por cobrar una prestación del Estado: {no me gusta mamar de la teta del Estado. Para mí es indigno}. Mantiene espectativas más allá del presente [[Otro de los rasgos definitorios de la exclusión es, a este nivel el presentismo. La incapacidad de ver más allá de lo que se está viviendo en este justo momento. El pasado se quiere olvidar, al futuro no se sabe si se llegará.]], aunque estas no sean del todo realistas, aspira a conseguir {un trabajo y aportar a la Seguridad Social quince años, que es cuando reconocen todos mis años aportados en mi país. Entonces sí me jubilaría con una pensión aceptable} [[Tendría que estar trabajando a jornada completa e ininterrumpidamente hasta los setenta años.]]. Ante el fracaso de su proyecto migratorio se plantea que el retorno no es una opción: {volver en estas condiciones no es una opción, de ninguna manera. Sin trabajo, … Yo tengo un piso allá, pero a mi edad, sin trabajo, sin una posible jubilación, ¿no?}.
Capítulo aparte es el de las redes sociales, que ofrecen un campo de estudio desde el que se puede entender mucho de lo que ocurre en torno a las migraciones al recordarnos que: {el fenómeno migratorio se articula en redes transnacionales y locales y las decisiones se toman en el seno de éstas y la importancia de las estrategias familiares y grupales}[[Como se decía en el Curso de Introducción a los Estudios Migratorios del Master de Estudios Migratorios de la Universidad de Huelva por parte de Ivan Rodríguez.]]
De esta manera, los análisis de redes {completan el contexto de las migraciones internacionales y evitan supeditarnos a un esquema que tan sólo considere los rígidos factores de expulsión y los factores de atracción que se ponen en evidencia en las movilidades de la población humana} [[Ribas Mateos, N.: op.cit.]]
En el caso de Tomás – el vínculo que mantiene con su familia en Argentina- la red constituye un estímulo afectivo que no se ha roto en tres años, puesto que pese a que no se han visto en este tiempo, las tecnologías de la información les han permitdo mantener un vínculo permantente -se ven a través de videocámara todos los domingos-. Pero también un sostén económico: {cuando ella no necesita el dinero me lo manda a mí}.
Y, a su vez esta red transnacional, desde los vínculos que mantiene en España son determinantes para la reformulación que hace de su proyecto migratorio; la re-migración: {El otro día chateando con mi hermana me dijo que tenía un conocido en Madrid y que va a ver que podemos hacer y si hay una oportunidad tangible de trabajo me voy}.
Sin embargo, es importante tener en cuenta que esto no supone un mero traslado, es el inicio de un nuevo proyecto migratorio en toda regla, motivado por la situción de precariedad en la que ha terminado, pero con las mismas dificultades que el inicial: {(me voy) no con alegría, porque me duele, he pagado tres años de piso, ya mas o menos conozco las cosas e irme para mí es como irme a la China. Es, otra vez, el poco arraigo que empecé a tener acá es dejarlo de lado. Y todo por el trabajo.}

{{BIBLIOGRAFÍA}}

-Entrevista a Tomás. Facilitada por el programa de radio Señales de Humo en: {{[http://www.dosorillas.org/spip.php?rubrique4->http://www.dosorillas.org/spip.php?rubrique4}]}}

-Instituto Nacional de Estadística (INE). Encuesta de migraciones 2003. http://www.ine.es

-Observatorio Permanente de la Inmigración. Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Información estadística facilitada en http://extranjeros.mtas.es/

-Mugak: Revista de prensa del Observatorio de la Diversidad. Diciembre de 2006.

-Social Watch (Control Ciudadano): Red internacional de organizaciones ciudadanas de lucha por la erradicación de la pobreza y sus causas. http://www.socialwatch.org/

-Agenda Latinoamericana 2004: Cómo debería ser el ?Otro Mundo Posible?. Varios Autores: Compilación José María Vigil y Pedro Casaldáliga. (2003). Zaragoza.

-Ribas Mateos, Natalia. Una invitación a la sociología de las migraciones. Ed. Bellaterra. Barcelona (2004)

-Luis de Sebastián: Problemas de la Globalización.Comercio, emigración, medio ambiente. Cuadernos Crisianismei Justicia. Barcelona (2005).

[[ Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.]]
_______________________________

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario