Mientras nos duermen

titiritero 2Hoy abren los informativos con frases como “los tiempos de la política”, con el reiterado “tacticismo”, con las “reuniones de alto nivel”, y en definitiva, con decenas de espacios teóricamente creados para charlar sobre cosas importantes, trasladar posturas, buscar acuerdos, tomar decisiones… pero, como en el día de la marmota, en realidad sólo sirven para volver a empezar. Y así llevamos meses. Nuestras estructuras representativas, los partidos políticos y las instituciones gubernamentales, no consiguen avanzar prácticamente en nada, encaramados todos en una dialéctica publicitaria interminable mientras miles de familias siguen ahogándose inmisericordemente por problemas reales. Nos duermen, nos mecen, nos morimos.

Tras no sé cuántos días de elecciones seguimos esperando, entre otras cosas, que el PSOE y Podemos se sienten a negociar. La cumbre de la que debe salir el esperado acuerdo no llega, y los indicios de que todo esto es una pantomima se hacen muy notorios: ¿a qué esperan? ¿Buscan no ser el que muestre el trasero en la última foto? El desempleo, la pobreza, la falta de horizonte se mantienen, se agigantan enla cabeza del que no tiene para comer. Hablen y cierren, y dejen de jugar.

Las decenas de cumbres de ministros, presidentes y Jefes de Estado europeos se repiten semana tras semana. De ellas igual sale un acuerdo para dar de comer a los pobres sirios que otro para subir diez metros las vallas; la realidad es que de lo prometido sólo llegan los militares, la OTAN ahora. Otrapantomima. El invierno pasa y los miles de refugiados diseminados por los bosques de Europa y los reductos de Turquía mueren de frío, cuando no ahogados en el mediterráneo. La alarma pasó y volvieron a dormirnos, en la espera indecente del acuerdo, y con la esperanza cobarde de que el tiempo ahuyente las conciencias.

Y por fin llega la Champions, un tiempo perfecto para negociar a espaldas de ciudadanos impertinentes; una época fantástica para que tratados como el TTIP den un buen tirón. El circo sigue funcionando, y cuando hace falta funciona el ventilador, y si es preciso una dimisión a medias, y mientras tanto…

Nos aburren, pero las decisiones siguen tomándose, la cruda realidad sigue sin desaparecer y las posibilidades de seguir perdiendo derechos prosperan sin remedio. Es hora de poner el despertador, exigir diligencia y avisparse para tomar partido.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario