Mucho fosfoyeso

A mí, particularmente, me impresiona ver esas montañas de tierra blanca en las que las plantas no pueden crecer, ese agua color enjuague bucal,…, me parece un espectáculo sobrecogedor. Sólo la dimensión de las balsas de fosfoyesos hace del asunto algo preocupante. Creo que el tema supera con creces “la velocidad permitida” y, aunque no tuviera más consecuencias, alguien tendría que responder por haber vertido tantos residuos en una marisma, o por haberlo permitido. Si, además, el residuo es peligroso, como la imposibilidad que la vida tiene para abrirse paso en su territorio parece indicar, la responsabilidad se multiplica. Si al asunto añadimos unas medidas de seguridad ínfimas… Llegados a la cuestión planteada esta semana, parece que sólo estamos añadiendo un factor de preocupación más. ¿Es cierto que los fosfoyesos son radiactivos? Para respondernos a esta pregunta tenemos que atender a dos versiones, de un lado la de “una panda de alarmistas” a los que, dicho sea de paso, parece que el tiempo ha ido dando la razón en todo lo que han denunciado (recuerden, agujero en la capa de ozono, cambio climático, …), de otro, la de “unos señores muy respetables” pero con un largo historial de trampas y mentiras en su currículum. Así que yo me quedo con la versión de los primeros. Aunque para preocuparme me basta con mirar el este de la ciudad.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario