Muerte

Este verano ha estado ligado a la muerte, individual y grupal. Aquí y allá, donde la muerte no tiene apellidos, la muerte se ha hecho pública; se habló de ella, se especuló sobre las causas y sirvió de reconocimiento o crítica final. Por casa hemos conocido la defunción de aristócratas, como Villalonga, o de poderosos empresarios, como Polanco, hemos visto morir a actrices veteranas y nos atrevimos a despedir apresuradamente a Paco Umbral, eclipsado por la dramática muerte de un joven deportista. Todas ellas muertes con apellidos, con historia. Acercarnos a la muerte, al hecho que nos iguala a todos sin discusión, puede ayudarnos a aprender algo más de la vida. Curiosamente, la anónima y caracterizada por formar parte de un número, tiene mucho que enseñarnos. Miremos de reojo, si no, alguno de estos números: 262 muertos en las carreteras españolas este Agosto…Nos hablan de prisas, de exceso de vehículos, de abandono de las normas, de consumo. 400 muertes en Irak tras estallar varios camiones bomba… Nos hablan de absurdo, de mentiras y guerra, de que el resultado supera en más de 200 veces las víctimas de la excusa. 500 muertos en Perú… Nos lloran por su pobreza, por su falta de oportunidades. 60 mujeres asesinadas por sus parejas…Denuncian nuestro machismo, nuestra incapacidad, nuestro silencio.
Mirar a la muerte de frente, dejar que nos estruje el alma sin sensiblerías mediáticas, reconocer que, parafraseando a Galeano, hasta los números tienen derechos, puede enseñarnos a luchar por la vida. De este verano tenemos mucho que aprender aún.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario