«~Mujeres~»

Dícese de los seres humanos que cuentan con medidas específicas de protección legal y problemas generalizados de discriminación y extorsión social. Por ejemplo, en el terreno laboral: las mujeres cada vez se hacen más presentes en espacios tradicionalmente masculinos, no sólo en las altas esferas de las empresas, los bancos o la universidad, sino a niveles más humildes pero igualmente necesarios: conductoras de autobús, taxistas, basureras… Pero siguen sufriendo diferencias salariales con respecto a los hombres, que a su vez, se incorporan muy lentamente a las tareas “tradicionalmente reservadas” a las mujeres, como las labores domésticas o el cuidado de los hijos, y no digamos el de los mayores. Así que las mujeres afrontan cotidianamente los desafíos de su triple jornada laboral –la de dentro de la casa, la de fuera y la que la sociedad de consumo les exige para estar siempre guapas y arregladas-; deben conciliar su condición de madres y trabajadoras; y deben protegerse de los arraigados mecanismos machistas que las ven como objetos poseídos, y a veces, por desgracia, golpeados o maltratados. Eso sí, las leyes están de su parte –ya era hora- y ellas tienen sus propias armas, las de siempre: el esfuerzo y la energía para conquistar esos territorios aún vedados.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario