Ni Vía Rápida ni Oleoducto

Parece que la Vía Rápida ha sufrido un traspiés. El señor Trillo, y su consejería de Medio Ambiente, no van a consentir que “que se agreda el Parque y mantendremos su conservación y protección”. Bueno: enhorabuena. Basta con viajar un poco en coche por la Península para ver el exceso de autopistas, y la brutal agresión al medio ambiente que esto supone. Llegamos, eso sí, muy rápido a todas partes. Aunque todas partes sea puro hormigón y asfalto. Se impone ir más despacio y respetar el entorno. La Sierra de Huelva necesita conservar su patrimonio natural, y eso no se hace con alquitrán. Tampoco, ya puestos, con oleoductos faraónicos. A estas alturas ya somos conscientes de lo importante que es reequilibrar nuestra relación con la naturaleza: no debe ser oportunismo, ni una moda, sino una conciencia nueva. El que la Consejería de Medio Ambiente vaya entendiendo esto es una excelente noticia.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario