Nigerianas

Hace ya varios años que hay nigerianas paseando desde el crepúsculo por algunas zonas de Huelva, y que organizaciones onubenses trabajan para atenderlas. Pero parece que cuando el espejo de los medios de comunicación nos devuelve nuestra propia imagen es cuando venimos a enterarnos de que el tráfico de mujeres y la explotación sexual quedan tan cerca. Para que el indigno sometimiento de estas chicas nos escandalice hoy todos los eslabones de la cadena deben antes acoplarse bien: no sólo los cerebros que organizaron su viaje al horror, también quienes las engañaron o manipularon sus voluntades, o los clientes que demandaban sus servicios, o la hipócrita política que dice proteger a las víctimas de la trata pero no perdona su situación irregular en España. Algunos hilos de esta red están muy lejos, pero otros quedan dolorosamente cerca. Sí, la esclavitud es invisible cuando cerramos los ojos.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario