Niños esposados

Quizá sea atribuible al nerviosismo de nuestros gestores públicos por la llegada de tantos inmigrantes africanos o quizá sea por falta de medios e imprevisión (cosa poco creíble porque esto ya se veía venir), pero las imágenes que hemos visto en estos últimos días, con menores inmigrantes esposados como si fueran delicuentes, ha sido un espectáculo lamentable. Ante las protestas del Defensor del Pueblo andaluz y de la Asociación Pro Derechos Humanos, los sindicatos se han visto en la necesidad de salir en defensa de sus afiliados y han llegado a afirmar que se esposa a los menores para que no se hagan daño. Lo que hay que oir…
No creo que estas acciones sean responsabilidad de un solo estamento, ni que debamos limitarnos a censurar la actuación de unos agentes; es preciso clarificar los protocolos a seguir con los menores para respetar, no sólo la letra, sino el espíritu que guía la legislación internacional de derechos humanos y, especialmente, de la infancia. Que no olvidemos nunca que los inmigrantes en situación irregular sólo cometen una infracción administrativa, y eso nos los convirte en delincuentes.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario