No eran yihadistas

jornadas_policiales_de_vigo_22-28_de_junio_de_2012_7420040542

 

De los detenidos por yihadismo desde el 11M hasta hoy sólo una quinta parte han sido condenados. Es más, dos terceras partes de los detenidos fueron puestos en libertad sin cargos Lo que quiere decir que los jueces no vieron indicios de delito, pruebas incriminatorias ni nada que justificara no sólo su condena si no el simple hecho de ser procesados.

Estaría bien que, igual que se vocean a bombo y platillo las operaciones policiales en las que llegan incluso a dar datos personales de los detenidos por supuestos actos de mucha gravedad, luego se vocearan las correspondientes rectificaciones, enmiendas, correcciones o autos judiciales en los que se explica el poco fundamento de las detenciones.

Leía en una información publicada en La Marea a un abogado afirmando que todas las reformas que se han acometido para poner freno a los ataques terroristas que se han sufrido en América y Europa en los últimos años no van a detener a quien se mete en una discoteca y es capaz de matar a cien personas pero que lo que sí han logrado es reducir las “garantías procesales de todos los ciudadanos”. Y para muestra los datos de detenciones de supuestos yihadistas. No voy a decir yo que, a la hora de buscar a los autores de un delito, la policía no pueda equivocarse pero, ¿tanto? 466 ciudadanos detenidos de los 682 fueron puestos en libertad sin cargos o absueltos. Me parece una cifra muy abultada de “errores”. Estamos hablando de personas a las que la policía ha detenido mientras iban a trabajar, mientras descansaban o estaban con sus familias, ha trasladado a dependencias policiales, ha mantenido privada de libertad durante horas, que han sido señaladas por sus vecinos como terroristas, que, en ocasiones, han visto su rostro en televisión señalado como el de una persona peligrosa… Y todo eso, ¿en base a qué? Y para más inri: ¿sirve de algo? Las flagrantes contradicciones de la política antiterrorista debieran hacernos pensar: con una mano golpeamos donde parece que no tiene mucho sentido golpear, por otro lado financiamos grupos terroristas o vendemos armas a sátrapas que alimentan odios y fomentan alquaedas, isis, daes y demás franquicias del terror y la muerte.

Y todo ello mientras nadie piensa en recomponer el daño realizado a quien la Justicia ha considerado inocente. Porque esa es otra, después de aguantar todo esto, encima, se les niega cualquier tipo de indemnización. Muy civilizados nosotros, muy democrático todo.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario