No más héroes

Aunque lo parezcan, no son nada ejemplares esos héroes que se alojan en el Salón del Cómic de la Casa Colón. Ni nos hacen ningún favor. Esa idea del superhéroe que acumula tanta fuerza, capaz de enfrentarse solo al mal, ha penetrado sutilmente en la política porque es también una metáfora del poderío del imperio. Buscamos un superhéroe para que salde la deuda del ayuntamiento, para que acabe con el conflicto ambiental, para que traiga inversiones a la provincia… ¿Quién lo hará? Nos han inoculado a golpe de viñeta o pantalla de cine que la salvación colectiva proviene de un señor (o señora) que resuelve con su inteligencia todos los problemas. Y resulta que es mentira. Los antihéroes que poblamos la vida real tenemos poco margen de maniobra, pero hace tiempo aprendimos que, como en la entrañable Rué del Percebe, sólo enredando las historias podríamos avanzar en la dirección necesaria.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario