"No sirve para nada"

No sirve para nada, dicen muchos de esta huelga. Es discutible: aunque sólo sea por el debate que hay en la calle ya merece la pena. Por otro lado, las movilizaciones sociales (dependiendo, claro, de su incidencia) suelen tener repercusiones concretas. Sólo un ejemplo cercano: la directiva Bolkestein, que hubiera supuesto un retroceso en los derechos laborales a nivel europeo, fue tumbada gracias a las protestas sociales. Así que, como excusa ante la huelga, resulta algo débil. Lo que realmente no sirve para nada es no hacer nada, dejar que otros hagan y deshagan sin alzar la voz, permanecer impasibles ante los paulatinos recortes. Por otra parte: la huelga en sí misma probablemente tenga poca repercusión efectiva. Pero nada nos impide seguir participando, debatiendo, defendiendo nuestros derechos. De hecho urge que los ciudadanos recuperen la soberanía, secuestrada por demasiado tiempo por financieros y políticos.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario