«No»

Despojado de la aureola conciliadora del sí, la palabra “no” tiene muy mala fama. Y sin embargo, es de las más necesarias en la vida. También de las más difíciles: indaguen entre los libros de autoayuda y verán la cantidad de títulos que están consagrados al arte de decir no. El no es de las primeras palabras que aprendemos y de las que más tardamos en integrar en nuestro vocabulario
existencial. A menudo nos preocupa que pueda interpretarse como ruptura o rechazo y nos sentimos culpables por marcar límites o reclamar independencia. Por eso hay que aprender a decir no asertivamente, sin violencia pero con tranquila firmeza: un proceso que seguramente durará toda la vida. Y algo más: integrar nuestro no en una conciencia colectiva, en la lucha por la libertad y la
justicia. Hay tantas realidades que merecen un NO rotundo, que proclamarlas con coherencia es tarea tan urgente como necesaria.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario