«Ñoñería»

No me toques, no me chilles, no me digas nada que me altere, no me des disgustos, no me presiones, no me digas la verdad, no me exijas, no me frustres, no me, no me, no me… Vivimos en la era de los ñoños, rendimos culto a un estado de inestable felicidad basada en el adquirir y el fomento de la no implicación en algo: causa, relación o empresa, que suponga exponerse o arriesgarse, pero sobre todo que pueda salir mal: ¡qué
horror, el fracaso!. Y lo peor es que nos creemos que hacer crecer a nuestros hijos en ese mundo de algodón y de esquinas redondeadas es un estilo pedagógico acertado. Nada más lejos. Necesitamos mancharnos, torturarnos, esforzarnos, porque la vida no es más que un ensayo-error permanente donde ponemos en juego lo que somos y lo que sentimos. Tanta ñoñería y tanto culto a lo políticamente correcto nos hace débiles, y me da la sensación de qué eso es lo que precisamente algunos quieren que seamos.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario