Otro Derecho penal es posible

No corren buenos tiempos para la Justicia. Tampoco para el Derecho penal, empeñado en utilizar la violencia tarifada, cada vez más sin límite y casi siempre sobre los mismos. Es posible repensar el sistema desde las víctimas de los delitos y sustituir lo dialéctico por lo dialógico. Además será más eficaz y hasta… más barato.
Para ello es preciso reconocer las disfunciones del sistema penal y los datos objetivos que poco tienen que ver con el imaginario colectivo. Paradójicamente, desde el humanismo penitenciario muchos nos apuntaríamos a la cadena perpetua que existe en Europa Occidental: con cumplimiento medio de alrededor de 20 años, mientras en España hay condenas “efectivas” de 70 y más años (¡sin delitos de sangre!), aunque el límite legal son 40; o apostaríamos por el Código Penal Portugués, con penas mucho más bajas –en ocasiones hasta un 50% menos- y tasas descendentesde prisionización…; o reivindicaríamos el modelo Holandés de alternativas, obligado a cerrar ocho prisiones por falta de uso sin que se incremente la inseguridad, y con programas serios de apoyo, protección y reparación a las víctimas. Romper estereotipos con la información y buscar un sistema más justo y humano es la pretensión de “Otro Derecho penal es posible”.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

1 Response

  1. j.haguisan_hseo@yahoo.com' Markus dice:

    I definitely agree with your post sir. There;s really something wrong with the current justice system and there are a lot of criminals that go free and the innocent people suffer because of this.

    Truly yours,
    Markus

Deja un comentario