Otro pico

Se volvió a superar el record de consumo eléctrico. Ya no es noticia: la temporada en la que más electricidad se consume es el verano. Antes, los calefactores eléctricos y las pocas horas de luz natural provocaban que fuera el invierno el momento en el que más energía se demandaba. Ahora el record se “pulveriza” todos los años durante el verano, que es la época en la que, además de la larga lista de aparatos eléctricos que se tienen en las casas y lugares de trabajo, echamos a funcionar los aparatos de aíre acondicionado, que compensan lo mal preparadas que están nuestras casas para el calor o la imposición de los horarios europeos -¡qué aquí no se puede estar trabajando a las cinco de la tarde en verano!-. Da igual la escasa o mucha conciencia ecológica que se tenga. Dan igual las hipócritas campañas oficiales instandonos a prescindir de los aparatejos. Da igual que se caiga en la paradoja de que para enfriar nuestros hogares estemos calentando el entorno. A las cuatro de la tarde de uno de esos días que ustedes ya se conocen no hay quien resista la tentación de darle al botoncito que hace desaparecer la gota de sudor que nos resbala por la frente. Ojalá se extendiera la construcción de casas como las de antes. Ojalá “aceptemos el sacrificio” de dormir una siesta que dure hasta que empiece “la fresquita”. Ojalá la energía que hace funcionar nuestro “aire” deje de provenir de una caldera de gas. Que con estas temperaturas no sé para qué las necesitan.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario